Malí

Hemos atravesado Marruecos, Mauritania y ahora llegamos a Malí. Este país tiene una clara división climática por la presencia de la franja del ecosistema del Sahel que separa casi en línea recta el desierto al norte y la sabana al sur. También es atravesado por el río Níger en forma de parábola. Al sureste nos esperan los Acantilados de Bandiagara, cerca de la frontera con Burkina Faso, refugio de la sociedad Dogon.

Contexto maliense

El país se descolonizó de Francia en 1960. Tiene 17,5 millones de habitantes y es el 24 más grande del mundo. Son ocho las regiones administrativas en Mali, subdivididas en lo que se llaman círculos. En algunos de ellos está prohibido transitar en la carretera después de las 18hs. Sobretodo dirigiéndose hacia el desierto que en algún momento pasa a ser Argelia o Níger (regiones de Moptí, Tombuctú, Gao o Kidal)

Esto se debe a la multiguerra que sufre esa región donde intervienen por un lado grupos armados vinculados al Estado Islámico o Al Qaeda frente al ejército francés asociado al G5 Sahel (unión de fuerzas armadas de Mali, Mauritania, Burkina Faso, Chad y Níger). Entreverados en el conflicto están los cascos azules de la ONU y grupos armados en general, difíciles de identificar, que aprovechan la situación crítica y de aislamiento para asaltar aldeas enteras. Pequeños pueblos dedicados a plantar cebolla, mijo y críar cabras u ovejas, por ejemplo. En 2019 se vio un aumento de estos ataques donde mueren cientos de personas de forma impune. Los grupos islámicos a veces también combaten entre sí, se disuelven y se reagrupan, al menos ha sido un poco así desde 2012 en adelante.

En resumen, el norte/noreste, desértico, es prácticamente gobernado por estos grupos islamistas y no podemos ir hasta allí. El sur/suroeste está bajo el dominio del gobierno ofical. Entre medio de éstos queda, justo en la franja saheliana, la falla Bandiagara. Un murallón natural, que separa estos mundos. Allí el gobierno no tiene demasiada presencia y los pueblos agrícolas están casi que por la suya. Algunos optaron por armarse ellos mismos.

AQUÍ DEJO UN HUMILDE MINI RESUMEN DE LA DÉCADA MALIENSE 2010/2020: LA REBELIÓN TOUAREG QUE DERIVÓ EN LA «GUERRA CONTRA EL TERRORISMO» DESDE FRANCIA

NOTA 2020: El 5 de Junio de 2020 comenzaron fuertes manifestaciones para sacar del poder al presidente Ibrahim Boubacar Keita por sus casos de corrupción. La tensión continuó hasta el 18 de agosto donde un grupo de soldados dio un golpe de estado apoyado por la opinión pública. La gente salió a festejar y apoyar a la armada. En septiembre de 2020 se está negociando una transición y nuevas elecciones.

afiche revolucionarios mali pablocaminante 570x720 - Malí
Afiche que colgaba en un local de comida en la ciudad de San.
Una línea anti imperialista con todos sus grises. El título dice: «Los verdaderos guerreros del planeta»

País diverso

Lo habitan pueblos nómadas o semi-nómadas hasta el día de hoy, como los Tuareg (norte sahariano) o Peul (más dispersos) así como otros pueblos más sedentarizados como los Dogon (nuestro objetivo fílmico en este caso), Fulani, Bozo, Bambara, Mandinga, etc. Esto genera una gran diversidad cultural y además una pluralidad de lenguas inimaginable. ¡La lengua Dogon tiene más de cien dialectos!

El idioma oficial del estado es el francés, usado en los carteles de los lugares públicos, la señalización de calles y algunas publicidades. Lo hablan fluidamente quienes fueron a la escuela (muchas mujeres o gente de ámbitos muy rurales no lo hacen). El más extendido y el utilizado como lengua común en todo el país, incluso por el gobierno en muchos casos, es el bambara. Es el de la vida cotidiana en la capital Bamako y muy usado en la TV, radio y carteles publicitarios. Claramente es más necesario que el francés. Existen muchos más, dependiendo la región. La gente habla al menos dos o tres idiomas: el de su etnia o comunidad, el bambara, el francés y probablemente alguna otra lengua local. Es decir, puedes encontrar gente que no fue casi a la escuela y te habla tres idiomas. Diversidad de comunidades, algunas más bien hermanadas, otras no tanto, va cambiando.

Religión

El Islam es a simple vista la religión más generalizada, todos conocen la Ley Islámica (conocer y practicar hábitos musulmanes, más allá de ser estrictamente religioso). Un 90 y algo por ciento de la población dice ser musulmán aunque la mayoría también practica una religión animista, de las culturas tradicionales, adorando aspectos de la naturaleza. Una ínfima parte se dedica al catolicismo.

mezquita kani kombole pablocaminante 1280x720 - Malí
Mezquita en Kani Kombolé, acantilados de Bandiagara.

La historia oral Dogon cuenta que éstos formaban parte del Imperio Mandinga, también conocido como Imperio de Malí. Este sistema político (existió entre los siglos XIII y XVI) estaba formado por muchas tribus y tenía el Río Níger como su principal vía de comunicación. La expansión del Islam hizo que algunos migraran buscando el «Mandé», una tierra donde poder preservar su religión animista. Guiados por la estrella SIRIO (astro importante en la cultura egipcia y otras) llegaron hasta el gran murallón de 150 kilómetros de largo, con sus fértiles grietas y escondites.

Allí se encontraron con los Telem, los llamados Pigmeos, humanos de metro y medio de altura (hoy supuestamente ocultos en la selva del Congo). Éstos vivían desde tiempos remotos (3000 A.C, se estima) en la gigantesca ladera de roca, protegidos de las fieras que habitaban una jungla hoy convertida en una llanura agreste.Los Telem los dejaron vivir por ahí, instalándose los Dogones («ex mandingas») sobre el acantilado, alrededor de un Baobab. Hoy, ése es considerado como El Primer Baobab, en el pueblo de Kani Bozon.

panoramica bandiagara pablocaminante - Malí
Paisaje desde los Acantilados de Bandiagara

Así surge una etnia. Una familia que se agranda. Hay genética, hay cultura, hay amor. Quizás por eso no es raro oír que se llama al prójimo de «hermano» o «primo» aunque que no sea exactamente eso. Cuenta la leyenda Dogon que aquellos migrantes fueron ocho, las llamadas «primeras cuatro parejas».

camino bandiagara bankasse pablocaminante - Malí
Un camino (fina línea blanca) une las ciudades de Bandiagara y Bankass bajando sinuosamente el acantilado. Entre medio, pueblos Dogon como Djiguibombó, Kani Kombolé, Kani Bozon o Telí (el antiguo poblamiento Telem)

Arriba y debajo de la cadena rocosa hay pueblos Dogon y la región mezcla mucha aridez con rincones fértiles que me dieron la sensación que allí pudo haber «aparecido» la primer pareja humana. Es solo una sensación, una idea que se te cruza. ¿Algo que solamente te puede pasar en África?

cultivos bandiagara mali pablocaminante begnematou - Malí
Subiendo al pueblo de Begnematou nos encontramos esta planicie cultivada

El sahel, además de ser un límite natural entre dos ecosistemas, divide estilos y ritmos de vida diferentes. Al centro sur de Mali, ya fuera del desierto, se encuentra Bamako, la capital. Hay más gente y ciudades. Cruzando la franja saheliana dirección norte los pueblos y ciudades pasan a ser más distanciados y aislados. En estos lugares hay pocos jóvenes pero si adultos mayores y niños. En algunos pueblos que estuvimos no manejan prácticamente dinero entre ellos, aplican trueque. Es que no hay dinero.

Nuestra visita

Nuestro objetivo es conocer a los Dogon. Un pueblo que venía creciendo gracias al turismo que generaba su riqueza cultural, una de las más antiguas del mundo, muy influenciada por la música y la danza en sus ritos y organización social. El conflicto armado ha hecho decaer el turismo y la inseguridad e inestabilidad se volvió moneda corriente.

pueblo tellem mali pablocaminante 1280x720 - Malí
Los Telem vivían casi camuflados a la ladera del acantilado, protegidos de animales y humanos

A pesar de todo este panorama desconcertante uno encuentra gente con la sonrisa en la cara, positiva, pacífica y con visión de futuro. Por otro lado en todo nuestro viaje no hemos tenido momentos de tensión en cuanto a la guerra en sí. En general la policía y los militares «nos sacaban tiempo» preguntándonos a dónde íbamos, cómo y para qué. Algunos nos advertían de lo peligroso de nuestra ruta, otros nos incentivaban a ir y filmar para que se viera que todo está bien. Quizás los dioses nos protegían.

>>>>>>>>CAPÍTULO SIGUIENTE MALÍ 1: Nioro du Sahel>>>>>>>>

<<<<<<<<CAPÍTULO ANTERIOR: MAURITANIA 5/5: Gogui<<<<<<<<

cielo nocturno bandiagara pablocaminante 1 - Malí
Cielo nocturno de Begnematou