Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott

En este posteo cuento los dos días y dos noches que nos demoró hacer los 430 kms que separan Nouadhibou de la capital Nouakchott. En el camino pasamos por el pueblo de Chami, donde descubrimos buscadores de oro prácticamente esclavizados y una reserva natural, el Parc national du Banc d’Arguin (PNBA) al cual se llega después de atravesar los 35 kms. de arena que separan la carretera de la costa marina.

gif nouadhibou pablocaminante 1 - Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott
Carretera hacia Nouakchott

Volviendo a la ruta

Salimos de Nouadhibou después de descansar allí dos días que se cuentan en este enlace. Un solazo está perchado en el cielo frente a nosotros. Pienso que valió la pena haberme comprado las gafas de sol para cruzar el desierto. La carretera es una franja recta y estática sobre hilos de arena como serpientes. A los lados dos planicies infinitas y amarillas que intercambian polvo dorado. Más lejos éste se desprende del suelo y queda suspendido en el aire. Se ve como un nubarrón blancuzco. Al borde de la ruta aparecen cada tanto coches despedazados. Intento imaginar cómo llegaron allí.

Manejamos durante unas cuantas horas. El sol va zurcando el cielo pegándonos de frente a través del parabrisas. Hace calor pero también hay mucho viento. Una combinación calor/frío medio molesta, además la arena te azota cada vez que te exponés. Cada tanto una pareja de militares te pide de parar. En general somos bien recibidos. Me empiezo a sentir un poco mal, un principio de gripe, la garganta me arde y seguro tengo fiebre.

En el camino apenas vimos algunas casas-carpa, llamadas Jaima. Familias aisladas, nómadas, en el desierto con algunos víveres, agua y refrescos. Algún que otro surtidor de gasolina o restorán-parador. Después, lo de siempre, arena.

casas desierto mauritania pablocaminante - Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott
Se ven algunas casas desde la carretera

Chami

A la mitad del camino pasamos inesperadamente por un pueblo llamado Chami. La ruta se ensancha y aparece un cantero en el medio. Hay columnas de iluminación a base de energía solar. Una calle se abre a un lado hacia las casas. Serán 50 ranchos que parpadean entre la bruma de arena y polvo, o quizás más. La gente va completamente cubierta.

Del otro lado de la ruta hay unos tanques australianos que giran. Es de allí que sale el polvo que sobrevuela entre todos nosotros. Los hombres con unas palas y palos remueven algo dentro de esos tanques. Todos tienen las narices cubiertas. No entiendo nada de lo que está pasando pero recuerdo haber leído que en Mauritania había un 4% de esclavitud. Me pregunto si no la estoy viendo ahora.

Paramos a comprar pan. Seguimos. No me animo a sacar ni siquiera una foto desde Luma en movimiento. Al rato un predio enrejado guarda bloques de construcción. Pienso que esa gente trabajará en una especie cementera que los explota.

Al poco rato de salir de Chami vemos una casa grande señalada como la entrada de una reserva natural. El encargado nos hace una visita por la sede, una mezcla de de museo y oficinas muy buena. Llama a Ahmed, que está en Chami para que nos haga de guía para entrar. Al otro día volveríamos con él hasta la ruta para seguir camino.

Volvimos al punto de encuentro en Chami y Ahmed se sube. Salimos de la carretera y nos adentramos en el desierto. Al poco rato, todo era arena y dunas. Desorientación absoluta.

gif nouadhibou mauritania pablocaminante 1 - Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott
Arenas infinitas

Alucino con el paisaje. En la subida de una duna nos quedamos empantanados. Demoramos unos cuantos minutos en poder sacar a Luma adelante. Después nos pasa otra vez. El sol se está yendo y estamos literalmente en el medio de la nada. Finalmente llegamos al campamento. Es casi de noche pero me baño en el mar. El atlántico mauritano, el desierto y el mar. Mágico.

Hay una oficina de la reserva con un comercio de alimentos y otras camionetas con viajeros. Allí mismo se paga. Puedes dormir en tu vehiculo o en la carpa pero pagas lo mismo. Duermo en una carpa, para probar. El baño en el mar termina de liquidar mi salud. Me siento afiebrado y me duele la cabeza. Leo un poco y me duermo. Me levanto a orinar en medio de la noche. Mágico.

noche playa mauritania pablocaminante - Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott

A la mañana recorro un poco el lugar. Saco unas fotos de la costa y caminando encuentro un pueblito de pescadores. Parece deshabitado. Un tipo aparece y me dice que están todos pescando. Después conozco unos marroquíes que van a menudo allí a pescar y avistar aves.

Queremos quedarnos pero por temas de calendario y dinero seguimos el camino. Nuestro guía aparece con un militar que nos pide si puede ir con nosotros hasta Chami. En el camino le preguntamos qué sucede en Chami. Nos cuenta que a unos cuantos kilómetros de Chami, desierto adentro, existe una mina de oro gestionada por una empresa canadiense (Kinross Gold). Al parecer, muchos se asentaron alrededor del predio que le fue asignado a la multinacional para buscar el oro por su cuenta incluso en los «descartes» de la minera. Lo que encuentren además están obligados a vendérselo al estado.

Más adelante, en Nouakchott, pasamos frente al Ministerio del Oro, Petróleo y Minería. Me resultó extraño que un país con semejantes recursos, que valen tanto para el sistema en el que vivimos, tenga la mayoría de su población en la pobreza. Aquí te dejo unos enlaces que hablan del tema del oro y de Chami.

https://elpais.com/elpais/2016/05/16/africa_no_es_un_pais/1463378400_146337.html

https://es.euronews.com/2018/06/28/mauritania-todo-el-potencial-por-explotar

Después de despedir a nuestro guía y el militar seguimos hacia el sur dirección Nouakchott. Sabemos que dormiremos una noche más en la carretera. A medida que avanzamos me voy sintiendo peor. Ya es un hecho que tengo fiebre y me duele la cabeza. El sol me atormenta y prende fuego a través del parabrisas.

Se nos ocurre la genial idea de meternos nuevamente en el desierto e intentar llegar a la costa a través de él. Con la brújula de mi celular trato de que no nos desvíemos. Sin embargo, esquivando arbustos fue imposible hacer un camino recto y a los cinco minutos perdemos la noción de donde estamos y de dónde quedó la carretera. La brújula da vueltas para todos lados. Seguimos andando ya no sé si en círculos o qué. Estamos completamente desorientados, no sabemos cómo pasó. Una especie de temor empieza a crecer. No hay una sola sombra. Finalmente encontramos una carretera. Creemos que es por la que veníamos pero no, es otra que conecta la que veníamos con el mar. Avanzamos hacia él y llegamos a un pueblo de pescadores, Nouaghar.

En el pueblo un muchacho nos pide cigarros enseguida. En una tienda compramos agua y preguntamos si se puede llegar a Nouakchott conduciendo por la costa. Nos dicen que sí. Avanzamos unos metros pero aparece un trecho de arena húmeda en la que nos empantanamos. Todos nos ayudan a salir. Nos vamos por donde llegamos. Al rato, salimos de la ruta para estacionar en algún punto de la arena infinita.

desierto sublime mauritania pablocaminante - Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott
Atardecer en playa de Mauritania

El dile ordena el coche y filma alguna tomas de la peli. Por mi parte, ni bien estacionamos, me metí en el sobre de dormir y me tiré a la sombra de Luma y resguardado del viento. Me quedo durmiendo y casi agonizando hasta la noche. Prácticamente no tengo energía y me duele todo. Tengo calor y frío al mismo tiempo y la cabeza va a explotarme. Saber que estoy insolado en el medio del desierto hace que me sienta aún peor. De todas formas, feliz.

Al otro día salimos temprano y al mediodía llegamos a Nouakchott.

<<<<<<<<CAPITULO ANTERIOR: MAURITANIA 1/5, Noadhibou<<<<<<<<

>>>>>>>>CAPITULO SIGUIENTE: MAURITANIA 3/5, Nouakchott >>>>>>>>

cabras desierto mauritania pablocaminante - Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott
Burros en desierto de Mauritania

2 Comments on “Mauritania 2/5, de Nouadhibou a Nouakchott”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *