Marruecos 2/3

0 Flares Facebook 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Segunda parte del diario de viaje por Marruecos, en dirección a Bamako, Mali para filmar la película «El Canto de los Dioses» con mi amigo «el dile». Vamos en una Land Rover del 76′ llamada «Luma». Aquí está la primera parte si no la leíste, Marruecos 1/3.

Día 4

A las afueras de Tan-Tan, de mañana.
A las afueras de Tan-Tan, de mañana.

Ya estamos en el sur de Marruecos, lo que llaman Sahara Occidental que corresponde a lo que era colonia española (la mitad sur de Marruecos). En esta región la población es mucho menor. Hay una ciudad cada tanto, estaciones de servicio y nada más. Las ciudades conocidas que están al borde del mar son, de norte a sur: Al Aiun, Boujdour, Dakhla y Guergerat.

El Sahara Occidental es una zona de conflicto hasta el día de hoy por la cuestión de su soberanía e independencia. En la década de los 70′ España abandona al Sahara Occidental y al otro día, literalmente, los pueblos que allí estaban viviendo declararon su independencia, esto es la República Árabe Saharaui Democrática. Sin embargo el gobierno de Marruecos se adjudica la zona como propia y aún no se ha resuelto el tema por más que varios países ya han reconocido la soberania Saharaui. El gobierno de Marruecos ha construido un muro para aislarlos desierto adentro.

En este enlace puedes leer más a fondo.

Campamento en el desierto
Campamento en el desierto

La ruta divide el desierto de un lado y el mar del otro. A fin de cuentas, una playa gigante que va más allá de la vista. Hicimos unos 500 km, fue una larga jornada de conducción de 9 horas sin parar. Almorzamos el guiso mientras manejábamos. El tránsito en general por la ruta también fue disminuyendo. Estamos cada vez más solos.

Vista desde la carretera
Vista desde la carretera

Un grupo de cinco hombres alrededor de un auto al borde de la carretera nos hacen señas. Van en dirección contraria a la nuestra. Parece que se les recalentó el motor. Dudamos antes de detenernos. Nos piden agua. El dile les da un bidón de agua potable creyendo creo que tenían sed. Los tipos empiezan a echársela al motor!! Por suerte no se la terminaron.

Vocabulario básico traducido fonéticamente:

HOLA – «SALAMALEKO»
Respuesta a HOLA – «MALEKO SALAM»
GRACIAS – «CHOCRON»
PAN – «JOBZ»

Casi por la noche llegamos a Boujdour. A la entrada de esta ciudad hay dos avestruces gigantes frente a frente. En la comisaría nos indican una zona de camping-parking donde podemos dormir. El recinto está prácticamente pegado al mar. El encargado queda encantado con la Land Rover: «Es el camello del desierto», nos dice. Le pregunto por qué hay dos avestruces a la entrada de la ciudad, y me dice que allí era zona de avestruces. Me quedé sorprendido. Al volver del viaje me puse a leer y supe que el avestruz tiene origen en esa zona y otras del mundo obviamente. Yo me la imaginaba corriendo por campos más fértiles. Pero bueno, aprendizajes.

Cenamos en un restaurante en la avenida principal. Están pasando en la tele un partido Napoli-Juventus. Los niños nos miran a nosotros y los adultos, todos hombres, el partido. En la calle circula mucha gente. En general, aquí y en las demás ciudades, se ven pocas mujeres.

Día 5

Luma entre camellos
Luma entre camellos

Salimos de Boujdour después de comprar algo de pan y verduras para comer. Estamos a unos 700 kilómetros de Mauritania. Como nosotros vamos a 55 Km/h seguramente nos toque dormir a la altura de Dakhla. Confraternizamos con unos camellos en la ruta.

Un poco antes del atardecer llegamos a un paisaje que parecía Marte. Filmamos algunas tomas para la peli. Llegué muy hambriento y algo cansado. Me parece que una especie de «efecto desierto» me está «pegando«. Ya son varios días en este paisaje cada vez más asombroso. Al atardecer, el sol y la luna se pusieron frente a frente, en la misma línea, a la misma altura.

Día 6

Hoy al amanecer estaban de nuevo frente a frente. La luna se escondió bien roja en el océano detrás de la península de la ciudad de Dakhla a medida que el sol brotó del desierto.

Arrancamos temprano rumbo a Guerguerat, la ciudad más al sur pero seguramente vayamos hasta Nouadhibou, ya del lado de Mauritania. Parece que nos da el tiempo de cruzar la frontera. Por momentos los carteles al borde de la ruta señalan distancias confusas y contradictorias con lo que tenemos calculado… los kms no son exactos.

La arena le va ganando a la piedra, a los lados de la ruta hay algunos arbustos bajos pero si miras para el lado del desierto solamente se ve arena. El terreno es cada vez más chato. Hace mucho calor. Hoy será luna llena. Hoy cruzamos el Trópico de Cáncer, por lo que ahora estamos dentro de los límites de zona tropical. Creo que nunca estuve por estas latitudes.

Ya no hay vegetación. Se acabó el papel de fumar y armamos tabaco reutilizando la bolsa de papel que nos dieron en la panadería hoy de mañana. Cómo no teníamos cinturón de seguridad, para no correr el riesgo de que nos multen, armamos unos cinturones medio falsos con tiras de neumático que estaban tirados en la carretera. 

El próximo capítulo de este diario de viaje contará el cruce de la frontera entre Marruecos y Mauritania. Una tierra conocida como «No man’s land» en inglés, «Tierra de nadie» en castellano. Una franja de desierto sin gobierno alguno resultado del fallido «proceso de desconolización» de la zona que resultó en una múltiple guerra entre dominación saliente, España y Francia, y gobiernos nacientes de Argelia Marruecos, Mauritania, y Saharaui.

Es curioso como existe una tierra de nadie cerca de una zona, o casi que en el mismo lugar, dónde hay gente que intenta crear un país.

<<<<<<<<CAPÍTULO ANTERIOR: MARRUECOS 1/3<<<<<<<<


>>>>>>>>CAPÍTULO SIGUIENTE: MARRUECOS 3/3>>>>>>>

Rumbo a la «Tierra de nadie»

One Comment on “Marruecos 2/3”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *